¿Cuál es mi Límite Condenatorio en el Resultado de esta Prueba?
by David Doyle, CLS, OMA I, OMA II
General Manager, Tribology

Esta pregunta se hace con bastante regularidad, pero muchas veces la respuesta no es tan simple. Al marcar el resultado de una prueba con una alerta por lo general requiere una evaluación de múltiples factores asociados con la muestra analizada.

En general no es posible proporcionar una lista de límites de desgaste absolutos en los resultados de análisis de la muestra ya que hay mucho que se debe evaluar en el patrón de desgaste de diferentes tipos de equipos y sus aplicaciones. Tener un límite de desgaste absoluto de metal (como los niveles de hierro en una caja de cambios) es sólo un punto de partida. Diferentes marcas y modelos de equipos similares pueden tener límites de desgaste metálicos singulares, pero esto también se ve afectado por el entorno de trabajo y la edad del lubricante en servicio.

En varias ocasiones nuestros diagnósticadores no esperarán a que un solo ensayo llegue a un límite condenatorio antes de indicar un problema en un informe. Un aumento acelerado o variación en la tasa de desgaste en comparación a la muestra anterior con un tiempo determinado puede levantar una bandera de aviso. También hay situaciones en las que una combinación de resultados se inclinan a ir en una dirección perjudicial, sin embargo, ningún resultado de prueba por si solo ha llegado a un límite condenatorio. En general, los diagnosticadores tratan de mirar a una combinación de parámetros, ambos relacionados con la información del aceite y equipo, así como a la matriz de resultados de la prueba. Aquí es donde los diagnosticadores aplican su amplia formación y experiencia en realizar un juicio sobre su equipo, y no sólo pasan por la lista de los límites superiores e inferiores absolutos para cada parámetro de prueba. Al revisar los detalles de los datos en un informe analítico de lubricante en servicio, que tiene la información completa proporcionada cuando se envía la muestra permite un análisis más completo del equipo. Si el diagnosticador puede notificar a un cliente de un problema inminente tan pronto como sea posible antes de que sea evidente para el personal operador de equipos y mantenimiento, el servicio está haciendo lo que se pretende hacer.

Los informes de ensayo y los resultados generales de las pruebas específicas generalmente se clasifican por nuestros diagnósticadores en cuatro categorías. Normal, Precaución, Anormal y Severo. Cuando un nivel de condición superior a lo normal se observa en un informe del análisis, es indicativo de la necesidad de una acción o de tomar conciencia. Una condición de precaución está destinado a señalar una situación que el cliente debe tener en cuenta. No se requiere ninguna acción, pero la situación debe ser monitoreada. Anormal indica una condición en la que una decisión tiene que ser hecha si la persona (s) responsable del equipo puede conllevar la situación o no. Si aparece una acción correctiva entonces el alcance del problema debe permitir el mantenimiento o cambios que se produzcan en el momento oportuno de que sea menos perjudicial para la operación y flujo de trabajo. Una condición severa indica que se requiere una acción correctiva inmediata con el fin de evitar mayores daños o fallas inminentes en el equipo y la interrupción del trabajo.

Como siempre, revisar la información proporcionada en un informe con el laboratorio o con uno de nuestros diagnosticadores puede en muchas instancias aumentar el valor de los datos notificados y cualquier acción correctiva que sea necesaria.

Phoenix, AZ | México y América Central
+1 602 253 6515

Santiago, Chile | América del Sur
+ 56 2 24069770