¿Como Saber el Limite Condenatorio del Resultado?
Por David Doyle, CLS, OMA I, OMA II
General Manager, Tribology

Esta pregunta se hace con bastante regularidad, pero muchas veces la respuesta no es tan simple. Para marcar un resultado con una notificación de advertencia esta generalmente requiere una evaluación de múltiples factores asociados a la muestra que se analizó.

Generalmente no es posible proporcionar un listado de los límites de desgaste absolutos sobre los resultados del análisis de la muestra, ya que los desgastes pueden variar según los tipos de equipos y sus aplicaciones. Tener un límite de desgaste metálico absoluto (como los niveles de hierro en una caja de cambios) es sólo un punto de partida. Diferentes marcas y modelos de equipos similares pueden tener límites de desgaste metálicos diferentes, pero esto también se ve afectada por el entorno de trabajo y la edad del lubricante en servicio.

Muchas veces no es posible indicar un problema con un solo ensayo. Un aumento acelerado en el desgaste en comparación a una muestra anterior, puede levantar una bandera de advertencia. También hay situaciones en las que una combinación de resultados de las pruebas tienen una tendencia negativa, sin embargo el resultado no ha llegado a un límite máximo condenatorio. Generalmente los diagnosticadores tratan de identificar el estado del aceite y equipo en una combinación de parámetros por resultados obtenidos, ambos relacionados con la información del lubricante y equipo. Aquí es donde los diagnosticadores aplican su amplia formación y experiencia tomando decisiones por tendencias, tipo de equipo, condiciones de trabajo, y no sólo por los límites condenatorios superiores e inferiores absolutos. Es muy importante por lo tanto enviar la mayor información posible acerca del equipo y lubricante para asi ayudar a un mejor diagnóstico. Con un diagnóstico certero el cliente puede ser notificado de un problema inminente tan pronto como sea posible antes de que sea evidente incluso para el personal operacional de equipos y mantenimiento.

Los informes y resultados de pruebas específicas se clasifican por nuestros diagnósticos en cuatro categorías. Normal, Precaución, Anormal y Grave. Cuando el nivel de condición superior a lo normal está indicado en un informe, es indicativo de la necesidad de una acción o de estar consciente de algún posible problema. Una condición de Precaución pretende señalar una situación que el cliente debe tener en cuenta. No se requiere ninguna acción, pero la situación debe ser monitoreada. Anormal indica una condición en la que una decisión debe hacerse si la persona (s) responsable del equipo toman o no una acción por la situación. Si una acción correctiva parece ser necesaria entonces el alcance del problema debe permitir un mantenimiento o cambios en el momento oportuno y menos perjudicial para la producción. Una condición severa indica que se requiere una acción correctiva inmediata con el fin de evitar mayores daños o fallas inminente en los equipos.